Estamos vivos
 
Estamos vivos -

Aquí la vida es muy dura, pero me siento seguro. Fue la frase demoledora de un padre de dos niños pequeños que vive en un campo de refugiados.

Estar vivo es lo único que importa. No importan los 4 metros cuadrados de tienda de campaña apoyada sobre cajas de plástico para evitar la humedad. No importa si en ese espacio tienen que convivir toda mi familia incluidos mis ancianos padres. No importa si no tengo calefacción ni ventanas con vistas.

Importa que mi familia está viva, que estamos juntos y mientras pueda darles un plato de comida soy feliz.

Detener presentación de diapositivas
Comenzar Presentación
Actualizar